A November 13 New York Times article asked, “Is This the Worst It’s Ever Been for NYC Cabbies?” The answer, sadly, can be found in the fact that city life was not sufficiently bouncing back, even before this latest surge in Covid-19 cases. Tourism remains in shambles, many employees are still working remotely, holiday shopping is largely being done from home, Broadway is still shut down… the list goes on.

A new proposal from the New York Taxi Workers Alliance (NYTWA) is asking for a “mass loan restructuring” to help ease drivers’ financial woes and a new app is being floated that would put Taxis on the same platform as High-Volume For-Hire Vehicles (HVFHVs).

For many, even these significant undertakings will be too little too late. A disturbingly high percentage of cab drivers already stopped working – having weighed the risks of getting sick on the job against potential earnings – but these new programs could still ease suffering, as the entire industry continues to undergo a transformational shift that will likely not be fully resolved for years to come.

In the meantime, it was encouraging to read that city Comptroller and mayoral hopeful, Scott Stringer is supporting the NYTWA proposal to bail out taxi drivers by “writing down” outstanding loans on medallions to $125,000 and offering funds to ensure drivers in default can sell a medallion and recuperate all or part of its cost. The plan would also reduce interest on outstanding medallion loans to a rate “at or below 4%,” with monthly loan payments “capped at less than $800,” giving drivers a way out of the industry without landing in a financial sinkhole, Stringer said.

According to an article that ran in Patch New York City, “Should a driver default on a medallion, the city would take back the medallion and place a minimum bid equivalent to the amount owed on it before offering it for sale on the free market, guaranteeing the purchase of any medallions that borrowers default on.”

This is good news for a lot of people – and the universal app being discussed would hopefully offer additional assistance to struggling drivers by “leveling the playing field” between HVFHVs and the rest of the industry. A bill, which was recently introduced by City Councilman Ben Kallos (D-Manhattan), would put Taxis and HVFHVs on a single app, allowing people to choose for themselves the type of transportation they want with greater ease.

A November article in the New York Daily News noted that “The legislation would require the city’s Taxi and Limousine Commission (TLC) to establish a universal e-hail app to let riders order from a single app any for-hire vehicle.”

Kallos pointed out that few riders currently book yellow taxi trips via app, despite technological advancements that have made a “universal e-hail app” feasible. The city would use API (or open software language) technology to allow other apps that hail taxis and other FHVs to be integrated into the TLC’s universal app.

There’s no hiding the fact that it’s going to be a tough Winter. Covid-19 numbers are continuing to spike, and while a vaccine thankfully seems to be on the way, the coming months will not be easy as we wait for a resolution to this historically difficult time. Despite that, I have faith the industry will endure.

Stay well, stay safe, and best wishes to all for a better year in 2021!

Entre los sufridos taxistas, el plan de rescate de licencias y la aplicación general cobran impulso

Un artículo del New York Times publicado el 13 de noviembre preguntaba, “¿Es esta la peor situación que jamás hayan atravesado los taxistas de la ciudad de Nueva York?”. La respuesta, lamentablemente, puede hallarse en el hecho de que la vida de la ciudad no se estaba recuperando lo suficiente, incluso antes de este último aumento de casos de Covid-19. El turismo sigue en ruinas, muchos empleados continúan trabajando en forma remota, las compras navideñas se realizan mayormente desde casa, Broadway aún está cerrado… y la lista sigue.

Una nueva propuesta de la Alianza de Trabajadores de Taxis de Nueva York (New York Taxi Workers Alliance, NYTWA) pide una “reestructuración general de préstamos” para aliviar los problemas financieros de los conductores, y se está lanzando una nueva aplicación que colocaría a los taxis en la misma plataforma que los vehículos de alquiler con gran volumen de viajes (High-Volume For-Hire Service, HVFHS).

Para muchos, incluso estos importantes proyectos serán insuficientes y llegarán demasiado tarde. Un porcentaje inquietantemente alto de taxistas ya ha dejado de trabajar, al sopesar los riesgos de enfermarse en el trabajo contra los posibles ingresos, pero aun así estos nuevos programas podrían aliviar el sufrimiento, en momentos en que la industria en su conjunto continúa atravesando una transformación que probablemente no se termine de resolver por varios años.

Entretanto, fue alentador leer que el interventor y candidato de la alcaldía de la ciudad, Scott Stringer, apoya la propuesta de la NYTWA de rescatar a los taxistas “reduciendo el valor” de los préstamos pendientes para licencias a $125,000 y ofreciendo financiación para asegurarse de que los conductores que hayan incumplido pagos puedan vender una licencia y recuperar total o parcialmente su costo. Por otra parte, el plan reduciría el interés sobre los préstamos pendientes para licencias a una tasa “igual o inferior al 4 %”, con un “límite de menos de $800” para los pagos mensuales del préstamo, lo que daría a los conductores la posibilidad de salir de la industria sin caer en un sumidero financiero, sostuvo el señor Stringer.

Según un artículo publicado en Patch New York City, “Si un conductor incumpliera el pago de una licencia, la ciudad la reclamaría y haría una oferta mínima equivalente a la cantidad adeudada antes de ponerla en venta en el mercado libre, lo que garantizaría la compra de toda licencia que los prestatarios no paguen”.

Esto es una buena noticia para muchas personas, y la aplicación general que se está estudiando ofrecería, con suerte, ayuda adicional a los agobiados conductores al “nivelar el campo de juego” entre los HVFHV y el resto de la industria. Un proyecto de ley presentado hace poco por el concejal municipal Ben Kallos (D-Manhattan) colocaría a los taxis y a los HVFHV en una misma aplicación, lo que permitiría a las personas elegir más fácilmente por sí mismas el tipo de transporte que desean.

Un artículo publicado en noviembre en New York Daily News señalaba que “La ley requeriría que la Comisión de Taxis y Limusinas (Taxi and Limousine Commission, TLC) de la ciudad estableciera una aplicación general de paradas electrónicas que permitiera a los pasajeros solicitar cualquier vehículo de alquiler desde una sola aplicación”.

El señor Kallos indicó que actualmente pocos pasajeros reservan viajes en taxis amarillos mediante aplicaciones, pese a los avances tecnológicos que han hecho factible una “aplicación general de paradas electrónicas”. La ciudad usaría tecnología API (o lenguaje de software abierto) para posibilitar la integración de otras aplicaciones de solicitud de taxis y otros vehículos de alquiler a la aplicación general de la TLC.

No se puede ocultar el hecho de que va a ser un invierno duro. Las cifras de Covid-19 siguen aumentando, y aunque afortunadamente parece haber una vacuna en camino, los próximos meses no serán fáciles mientras esperamos que se resuelva esta época históricamente difícil. A pesar de eso, tengo confianza de que la industria sobrevivirá.

Manténgase bien y a salvo; los mejores deseos para que 2021 sea un año mejor para todos.