Despite making up 29% of New York City’s population, Hispanics own only 6% of its businesses, according to newly released data from the Center for an Urban Future. Hispanic business ownership in the Bronx – the borough that boasts the city’s largest Hispanic population – has dropped by 23% since 2012.

One possible reason behind the disparity between the city’s Hispanic population and its lack of participation in local business is access to capital, the study said. For Hispanics, especially small-business owners and entrepreneurs, this challenge is compounded by socioeconomic disparities – like low-income jobs, insufficient health insurance, and other factors that make opening a business more difficult.

The economic destruction wrought by Covid-19 could further hinder capital opportunities for the present generation of Hispanic New Yorkers. However, some observers are more optimistic. Many Hispanic business owners received both PPP loans and Small Business Administration Economic Industry Disaster Loans during the height of the pandemic.

Economic discrimination is nowhere near as bad as it once was, according to the report. Many Hispanic New Yorkers are the children of immigrants, who not only battled a language barrier but also had a lack of connections. As the Hispanic population has grown, that is no longer the case.

The gap between New York’s large Hispanic population and its business ownership might also be exacerbated by the fact that the children of first-generation Hispanic-Americans deliberately chose not to follow their parents’ career paths as small-business owners. Instead, they became teachers, principals, members of the military, police officers, doctors, lawyers, and elected officials.

Source: Crain’s New York Business

Las empresas hispanas de la ciudad de Nueva York enfrentan más desafíos en medio de la pandemia

Pese a representar un 29 % de la población de la ciudad de Nueva York, la comunidad hispana solo posee un 6 % de sus empresas, según datos recientemente publicados por el Centro para un Futuro Urbano. La propiedad hispana de empresas en el Bronx – el distrito que ostenta la mayor comunidad hispana de la ciudad – cayó un 23 % desde 2012.

Según el estudio, un posible motivo de la desigualdad entre la población hispana de la ciudad y su falta de participación en el comercio local es el acceso al capital. Para los hispanos, especialmente los empresarios y los dueños de pequeñas empresas, esta dificultad se agrava por desigualdades socioeconómicas, como empleos de bajos ingresos, seguro de salud insuficiente, y otros factores que hacen más difícil abrir un negocio.

La destrucción económica provocada por el Covid-19 podría obstaculizar aún más las oportunidades de capital para la actual generación de hispanos radicados en Nueva York. No obstante, algunos observadores son más optimistas. Durante el pico de la pandemia, muchos dueños de empresas hispanos recibieron préstamos tanto de colaboración público-privada (PPP) como para Pérdidas Económicas por Catástrofes de la Industria por parte de la Administración de Pequeñas Empresas.

El informe indica que la discriminación económica dista mucho de la que se registró alguna vez. Muchos neoyorquinos hispanos son hijos de inmigrantes, quienes no solo lucharon contra una barrera idiomática sino también contra la falta de contactos. Al haber crecido la población hispana, eso ya no ocurre.

La brecha entre la numerosa población hispana de Nueva York y su propiedad de empresas también podría estar exacerbada por el hecho de que los hijos de hispanoestadounidenses de primera generación eligieron deliberadamente no seguir el rumbo laboral o profesional de sus padres como propietarios de pequeñas empresas, sino convertirse en docentes, directores/rectores, miembros del ejército, oficiales de policía, médicos, abogados y funcionarios electos.

Fuente: Crain’s New York Business