The Metropolitan Transportation Authority (MTA) Board announced in late Oct. that it had signed new contracts, expanding the pool of brokers and private companies that in turn engage Taxi and For-Hire Vehicle (FHV) drivers to provide paratransit services. The goal is to increase the availability of wheelchair accessible vehicles while reducing costs and improving reliability.

The new contracts are expected to save the MTA up to $85 million over three years while improving service reliability by adding incentives for on-time performance. As an incentive, brokers will receive 1% of the value of the trip for trips that exceed a 94% on-time performance threshold.

The weighted average cost per trip for broker service under the new contracts will be $31 per trip, compared with the previous price of $34, as the agency seeks to save up to $50.5 million for the three-year base term. Increasing the proportion of broker trips compared to dedicated trips, as the MTA seeks to do, will result in additional savings ranging from $30 million to $35 million during that period.

The MTA uses a mix of a dedicated and non-dedicated fleet of vehicles for paratransit service and says non-dedicated trips cost significantly less than dedicated trips, saving taxpayers tens of millions of dollars per year. Brokers, bases, and operators bear the cost of maintenance and facilities and offer access to a larger vehicle fleet to perform a high volume of trips.

Demand for paratransit trips rose steeply in the city, from approximately 20,000 per day in 2008 to more than 30,000. Non-dedicated trips currently make up about 70% of total paratransit trips, according to the MTA.

Source: Mass Transit

La MTA firma contratos de paratránsito con empresas de taxis y vehículos de alquiler

La junta de la Autoridad de Transporte Metropolitano (Metropolitan Transportation Authority, MTA) anunció a fines de octubre que había firmado nuevos contratos en virtud de los cuales se amplía el grupo de intermediarios y empresas privadas que a su vez contratan a conductores de taxis y vehículos de alquiler (For-Hire Vehicle, FHV) para prestar servicios de paratránsito. El objetivo es aumentar la disponibilidad de vehículos con acceso para sillas de ruedas, así como reducir los costos y mejorar la confiabilidad.

Se prevé que los nuevos contratos ahorrarán a la MTA hasta $85 millones a lo largo de tres años, y mejorarán la confiabilidad del servicio mediante la incorporación de incentivos por puntualidad de los viajes. Como incentivo, los intermediarios recibirán un 1 % del valor del viaje en los viajes que superen un límite de puntualidad del 94 %.

El costo promedio ponderado por viaje para los servicios de intermediarios incluidos en los nuevos contratos será de $31 por viaje, en comparación con el precio anterior de $34, dado que la agencia pretende ahorrar hasta $50.5 millones en el período de tres años. El hecho de aumentar la proporción de viajes de intermediarios en comparación con los viajes asignados a un servicio exclusivo, como pretende la MTA, generará ahorros adicionales que oscilarán entre $30 millones y $35 millones durante el citado período.

La MTA utiliza una combinación de flotas de vehículos asignados y no asignados a un servicio exclusivo para prestar servicios de paratránsito, y asegura que los viajes no asignados a un servicio exclusivo cuestan considerablemente menos que los que sí lo son, lo que ahorrará decenas de millones de dólares por año a los contribuyentes. Los intermediarios, las bases, y los operadores asumen el costo del mantenimiento y de las instalaciones y brindan acceso a una flota de vehículos más numerosa para realizar mayor cantidad de viajes.

La demanda de viajes de paratránsito aumentó abruptamente en la ciudad, de aproximadamente 20,000 por día en 2008 a más de 30,000. Según la MTA, los viajes no asignados a un servicio exclusivo representan actualmente alrededor de un 70 % del total de los viajes de paratránsito.

Fuente: Mass Transit