In May, the New York City Taxi & Limousine Commission (TLC) passed a resolution for a pilot program seeking to widen the variety of Electric Vehicles (EVs) available for Taxi fleets. The following month, the New York City Department of Transportation (DOT) installed its first curbside Level 2 Electric Vehicle (EV) charger in the Bronx, as part of a pilot to install charging stations for public use.

Located at Putnam Place and East Gunhill Road in the Norwood neighborhood, the new charging station was the first of what will be 50 new publicly available stations on curbs across all five boroughs. Each will be equipped with two ports, allowing two EVs to charge at once. Drivers will be able to pull up directly to an on-street parking space and plug in to the standing EVSE (electric vehicle supply equipment) unit, similar to a parking meter. Charging will cost $2.50 per hour during the day and $1.00 per hour overnight.

Across NYC there are currently about 600 Level 2 charging ports, 20 direct current fast charging (DCFC) ports, 800 Level 2 Tesla charging ports, and 90 Tesla Supercharger ports available to residents. In a city as large and highly populated as NYC, this may seem like a small number… but these latest developments from the TLC and DOT are important steps in the right direction.

Statewide there are currently 7,000 charging stations. For bases considering installing their own charging stations, the Charge Ready NY program provides $4,000 per charging port, with an additional $500 per port for stations installed in “disadvantaged communities.” This can be combined with the State’s 50% tax credit for charging station installations.

The federal government is also finally setting the wheels in motion to build out our nation’s charging station infrastructure, which will be essential to aiding in the success of these programs.

On the driver side, New York State’s Drive Clean Rebate program was launched in June, to help encourage the lease or purchase of EVs and plug-in hybrid electric vehicles. They include updated rebate levels to incentivize EVs with longer all-electric ranges and EVs with a base MSRP of less than $42,000. There are more than 50 models currently available in New York that qualify. Of those models, 15 have a range of more than 200 miles and are eligible for the rebate. Eligible vehicles under the Drive Clean Rebate include EVs, plug-in hybrids and fuel cell electric cars. New rebate levels as of June 30 are:

  • Cars with a range of 200 miles or more: $2,000
  • Cars with a range of 40-199 miles: $1,000
  • Cars with a range of less than 40 miles: $500

The NYC transportation industry had become unstable well before the pandemic hit, so it’s not surprising that TLC-licensed drivers or bases are hesitant to make any big moves in a new (and still relatively untested) direction – and perhaps it is still a little too soon to make that leap – but it seems to me that EVs are the future, and it’s certainly not too soon to start investigating the possibilities, particularly with these new incentives and a growing network of charging stations.

A newly conducted analysis by consulting firm EY (formerly Ernst & Young) predicts that sales of electric vehicles will outpace combustion vehicles by 2036 in the United States. That transition is expected to occur in Europe by 2028, and 2033 in China. It is my hope that the For-Hire Vehicle (FHV) and Taxi industries will lead the way in this country, helping to improve air quality and save drivers a significant amount of money on fuel and maintenance.

Side note: In the TLC’s new pilot program, the agency refers to Battery Electric Vehicles (BEVs), which is a slightly more specific industry term – defined as “vehicles that are exclusively electric, have no petrol or diesel internal combustion engines, and only operate via an electric motor and battery.” Every car company I have researched uses the term EV, so that’s what I’ve been going with. Understand that a BEV is essentially the same thing.

For more information about the TLC’s pilot, click here. You can also watch the meeting where the resolution was passed by clicking here.

La transición a los vehículos eléctricos está ganando impulso, pero queda mucho por hacer

En mayo, la Comisión de Taxis y Limusinas de la Ciudad (Taxi & Limousine Commission, TLC) de la ciudad de Nueva York aprobó una resolución para un programa piloto que busca ampliar la variedad de vehículos eléctricos (Electric Vehicles, EV) disponibles para las flotas de taxis. Al mes siguiente, el Departamento de Transporte (Department of Transportation, DOT) de la ciudad de Nueva York instaló su primer cargador de vehículos eléctricos de nivel 2 en la acera en el Bronx, como parte de un programa piloto para instalar estaciones de carga para uso público.

Ubicada en Putnam Place e East Gunhill Road en el vecindario de Norwood, la nueva estación de carga fue la primera de lo que serán 50 nuevas estaciones disponibles públicamente en las aceras de los cinco distritos. Cada una de ellas estará equipada con dos puertos, lo que permitirá que se carguen dos vehículos eléctricos a la vez. Los conductores podrán detenerse directamente en un espacio de estacionamiento en la calle y conectarse a la unidad EVSE (equipo de suministro de vehículos eléctricos) vertical, similar a un parquímetro. La carga costará $ 2.50 por hora durante el día y $ 1.00 por hora durante la noche.

En toda la ciudad de Nueva York hay actualmente alrededor de 600 puertos de carga de nivel 2, 20 puertos de carga rápida de corriente continua (direct current fast charging, DCFC), 800 puertos de carga Tesla de nivel 2 y 90 puertos de supercargadores Tesla disponibles para los residentes. En una ciudad tan grande y densamente poblada como Nueva York, puede parecer una cantidad pequeña… pero estos últimos desarrollos de la TLC y el DOT son pasos importantes en la dirección correcta.

En todo el estado hay actualmente 7,000 estaciones de carga. Para las bases que estén considerando instalar sus propias estaciones de carga, el programa Charge Ready NY proporciona $ 4,000 por puerto de carga, con $ 500 adicionales por puerto para estaciones instaladas en “comunidades desfavorecidas”. Esto se puede combinar con el crédito fiscal del 50 % del estado para las instalaciones de estaciones de carga.

El gobierno federal también finalmente está poniendo las cosas en marcha para construir la infraestructura de estaciones de carga de nuestro país, lo que será esencial para contribuir al éxito de estos programas.

Por el lado del conductor, en junio se lanzó el programa de reembolsos para vehículos limpios (Drive Clean Rebate) del estado de Nueva York para fomentar el alquiler o la compra de vehículos eléctricos y vehículos eléctricos híbridos enchufables. Los mismos incluyen niveles de reembolso actualizados para incentivar los vehículos eléctricos con rangos totalmente eléctricos más largos y vehículos eléctricos con un precio de venta sugerido por el fabricante (Manufacturer Suggested Retail Price, MSRP) base de menos de $ 42,000. Hay más de 50 modelos disponibles actualmente en Nueva York que califican. De esos modelos, 15 tienen una autonomía de más de 200 millas y son elegibles para el reembolso. Los vehículos elegibles según el programa Drive Clean Rebate incluyen vehículos eléctricos, híbridos enchufables y autos eléctricos de celda de combustible. Los nuevos niveles de reembolso a partir del 30 de junio son:

  • Automóviles con una autonomía de 200 millas o más: $ 2,000
  • Automóviles con una autonomía de 40 a 199 millas: $ 1,000
  • Automóviles con una autonomía de menos de 40 millas: $ 500

La industria del transporte de la ciudad de Nueva York se había vuelto inestable mucho antes de que irrumpiera la pandemia, por lo que no es de extrañar que las bases o los conductores con licencia de la TLC se muestren reacios a hacer grandes movimientos en una nueva dirección (y aún relativamente no probada), y tal vez todavía sea un poco prematuro dar ese salto, pero me parece que los vehículos eléctricos son el futuro, y ciertamente no es demasiado pronto para comenzar a investigar las posibilidades, en especial con estos nuevos incentivos y una creciente red de estaciones de carga.

Un análisis recientemente realizado por la consultora EY (anteriormente Ernst & Young) predice que las ventas de vehículos eléctricos superarán a los vehículos de combustión para 2036 en los Estados Unidos. Se espera que esa transición ocurra en Europa para 2028 y en China para 2033. Tengo la esperanza de que las industrias de vehículos de alquiler (For-Hire Vehicle, FHV) y taxis abran camino en este país, ayudando a mejorar la calidad del aire y ahorrando a los conductores una cantidad considerable de dinero en combustible y mantenimiento.

Nota al margen: en el nuevo programa piloto de la TLC, la agencia se refiere a los vehículos eléctricos a batería (Battery Electric Vehicles, BEV), que es un término industrial ligeramente más específico, definido como “vehículos que son exclusivamente eléctricos, no tienen motores de combustión interna a gasolina o diésel, y solo funcionan mediante un motor eléctrico y batería”. Todas las empresas de automóviles que he investigado utilizan el término EV, por lo que he me estado manejando con eso. Hay que comprender que un BEV es esencialmente lo mismo.

Para obtener más información sobre el programa piloto de la TLC, haga clic aquí. También puede ver la reunión donde se aprobó la resolución haciendo clic aquí.